¿Cómo elijo a mi cirujano plástico?

Una pregunta que me plantean mucho mis amigos y la gran duda de la mayoría de pacientes. ¿Cómo elijo a mi cirujano plástico?.

¿Cómo podemos saber si la persona que nos va a tratar tiene el título adecuado?

Lo primero es corroborar los títulos de medicina y de la especialidad, así como su procedencia. Normalmente los solemos tener a la vista del paciente para transmitir transparencia y confianza. También es útil comprobar si corresponde a la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética), pues esto garantiza que el profesional posee el título de especialista en cirugía plástica y estética. Algunos especialistas no son miembros de la SECPRE, pero tienen su título de especialista correcto.

¿Cómo se forma un cirujano plástico, reparador y estético?

En España todos los especialistas se forman vía MIR, esto garantiza que cumple con los conocimientos básicos de la especialidad y un periodo de formación óptimo.

Nuestra especialidad requiere 5 años de formación,  6 años de medicina y 1 año de preparación del MIR. Durante este periodo adquirimos conocimientos de anatomía y destreza quirúrgica, para solucionar cualquier patología que presente el paciente. Esta base reconstructiva, nos permite solventar casos de cirugía estética con mucha confianza y seguridad. De ahí que otros especialistas sin esta base reconstructiva, presenten “lagunas” a la hora de realizar dichos procedimientos.

¿Qué es el intrusismo y la intrusión?

El intrusismo se refiere a una persona que no es médico y desarrolla actividades propias de la medicina, lo que está penalizado por la ley. La intrusión, sin embargo, se refiere a un médico que realiza actos propios de otras especialidades, sin tener los conocimientos adecuados, con el correspondiente riesgo que esto supone para el paciente, sería por tanto un médico que no actúa de forma adecuada ni ética.

 

¿Qué puedo hacer si he caído en malas manos?

Lo primero que deberás hacer es acudir a un especialista contrastado para que te valore. En caso de que tengas alguna secuela de un tratamiento o cirugía estética, tu cirujano intentará corregir las secuelas existentes. Lo siguiente es reportar el hecho en el colegio de médicos, para evitar que le ocurra a otro paciente, además de responsabilizar al culpable para que no siga ejerciendo una mala praxis.

 

¿Existe diferencia entre un Cirujano Plástico, Reparador y Estético con un Cirujano Estético?

Si. El cirujano plástico realiza una formación de 5 años para obtener su título y sigue formándose a lo largo de su vida, buscando la excelencia en los procedimientos que realiza. Además, opera en centros hospitalarios con todos los medios, buscando así  garantizar la seguridad del paciente y evitar complicaciones. El cirujano estético es un médico, sin formación quirúrgica  contrastada, que intenta realizar procedimientos quirúrgicos “similares” a los que realiza el cirujano plástico, sin condiciones de seguridad médica, pues no se les permite operar en Hospitales, por lo que realizan sus “cirugías” en quirófanillos deficientes, montados en sus propias consultas y con anestesia local.

 

¿Cómo elijo a mi cirujano plástico?

Estos son consejos que he ido cosechando a lo largo de mi propia carrera profesional, así como la de muchos colegas que comparten sus experiencias conmigo:

  • Una vez que hayas eliminado de tu lista a todos los falsos profesionales e imitadores, basa tu decisión en los siguientes consejos
  • El hospital donde opere. No es lo mismo una clínica con un quirofanillo cutre que un centro hospitalario con quirófanos, anestesistas, planta de hospitalización y unidad de cuidados intensivos. Recuerda que los imitadores «operan en 2chiringuitos con cortinas y alfombras”, sin ninguna seguridad para el paciente. Tu salud es lo primero, no escatimes en ella.
  • Usa las opiniones de pacientes serios que conozcas, pero huye de la charlatanería.
  • Si te ofrecen cosas “demasiado buenas” o te prometen resultados maravillosos que suenen imposibles, recuerda que el/la cirujano/a plástico/a es un médico especializado en cirugía, con ciertos dotes artísticos, pero no es un mago capaz de conseguir cosas imposibles. Piénsalo dos veces…
  • Elige al cirujano que consiga entender lo que quieres mejorar y sea capaz, en la medida de lo posible, de ofrecerte ese resultado. Que no te vendan la moto, si lo vez en actitud mercantilista, recuerda que has ido al cirujano para que te ayude, no para que te venda nada.
  • Quédate con un cirujano que te aporte confianza.  Las complicaciones aunque pocas, existen y querrás que esté contigo si pasan. Recuerda esta frase celebre “el único cirujano que no tiene complicaciones, es el cirujano que no opera”. Todos los cirujanos del mundo, incluso los más expertos y contrastados, tienen complicaciones. Recuerda que la medicina no es una ciencia exacta.
  • Fíjate en su presencia y el aspecto de su consulta. Ya sé que no se debe juzgar a alguien por su apariencia, pero si no es capaz de organizar su aspecto (ojo no hablo de que sea Brad Pitt o Angelina Jolie) o el de su consulta, no debe ser muy organizado con su “mente quirúrgica”.
  • Observa las fotos de otros casos. Pero cuidado con las fotos falsas o trucadas.
  • Pregunta si ha tenido complicaciones. Todos las hemos tenido, en mayor o menor medida y no nos debe dar vergüenza decirlo. Todos hemos reoperado a algún paciente alguna vez. Lo importante es transmitir confianza y soluciones en caso de que aparezcan.
  • No temas en pedir consulta con varios especialistas. Recuerda que es una decisión importante, no está de más tener varias opiniones, así  tu decisión estará bien fundamentada.

 

¿Es mejor un cirujano plástico o una cirujana plástica?

En serio??? Increíble, pero aún me lo pregunta la gente. Cualquiera es bueno si sabe lo que hace, no depende de ser hombre o mujer. Lo importante es el grado de excelencia y profesionalidad que tenga. No pongamos barreras donde ya no existen! Durante mi residencia, tuve que soportar horrorizado que la gente mayor me hablara a mí, simplemente por ser hombre y no a la cirujana jefa, que era realmente quien le iba a operar…surrealista.