¿Qué es?

Se trata de un procedimiento quirúrgico que consiste en la extracción del tejido graso superficial en zonas anatómicas concretas, con lo que conseguimos remodelar y marcar la silueta muscular, creando un aspecto muy atlético en el paciente.

¿Cómo se hace?

Para la liposucción se utilizan cánulas, unos tubos muy finos que se introducen por pequeñísimos orificios de aproximadamente 3-5mm en las zonas con acúmulos de tejido graso superficial. Este proceso tiene dos efectos: por un lado, la disminución del volumen de dichos acúmulos; por otro, la retracción cutánea debida al traumatismo controlado que crea las cánulas, por lo que se consigue definir los surcos e inserciones musculares.

¿Para quién está indicado?

La liposucción de alta definición es un procedimiento que ayuda a marcar la forma muscular en pacientes que, a pesar de sus esfuerzos en el gimnasio, no lo consiguen. El paciente debe tener un cuerpo ya entrenado, presentar unos buenos hábitos alimenticios y físicos y no sufrir grandes oscilaciones de peso.

¿Qué zonas se pueden tratar?

Las más habituales son la región del abdomen, los oblicuos y los pectorales.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Dependiendo de la extensión de la zona a tratar, se puede usar anestesia local con sedación o anestesia general. En caso de que la zona sea extensa, recomendamos un día de ingreso.

¿Quién realiza la operación y en dónde?

En Hospitales San Roque contamos con los servicios del Dr. Jaime Ospina, Cirujano plástico y estético, miembro de la sociedad española de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética. Él se encargará de acompañar al paciente durante todo el proceso. Además, contamos con personal cualificado de anestesia y enfermería, quirófanos bien dotados y una unidad de medicina intensiva para abordar cualquier complicación que pudiera ocurrir. Todo esto contribuye a que el procedimiento se realice en las condiciones más seguras.

¿Cómo es el postoperatorio?

Al no tratarse de una liposucción excesiva, el postoperatorio es muy llevadero. El paciente debe utilizar una faja de compresión en las zonas lipoaspiradas durante un tiempo para mejorar la recuperación y los resultados. Al día siguiente de la intervención ya se puede retomar la actividad habitual y, dependiendo del tipo de trabajo que se realice, es posible incorporarse al mismo en muy poco tiempo. Pueden aparecer moretones y sentir la zona dolorida, aunque esta sensación pasa en los primeros días. Las cicatrices de las cánulas apenas son perceptibles y suelen quedar escondidas por la ropa interior o en pliegues corporales.
hsr-logo

Asesoramiento Personalizado

Solicita asesoramiento espercializado si necesitas resolver alguna duda o quieres llevar a cabo tu tratamiento.

Hospitales San Roque pone a tu disposición un equipo de profesionales que atenderán todas tus consultas

He leído y acepto la política de privacidad
Confirmo que son mayor de 18 años Deja este campo en blanco, por favor.