Tumoraciones faciales

¿Qué es?

Son crecimientos anormales del tejido cutáneo, que crean formaciones inestéticas en la cara. Es importante diferenciar las que son malignas y acarrean riesgo para el paciente (ver sección del cáncer cutáneo) de las benignas, que solo tienen una implicación estética. Dichas lesiones, pueden ser nevus sobreelevados, fibromas blandos, dermatofibromas, xantelasmas que son acúmulos de colesterol, etc.

¿Cómo se hace?

Depende del tipo de deformidad que presente el paciente, en el caso del lóbulo rasgado, puede estarlo de forma incompleta o de forma completa (lóbulo bífido) lo que implica diferentes tipos de intervención, como puede ser el cierre directo de la zona o la realización de pequeños colgajos locales que den soporte para poner de nuevo otro pendiente. A su vez, la dilatación también causara diferentes tipos de deformidad residual en función del tamaño del dilatador y el tiempo de uso, lo que implicara diferentes tipos de reconstrucción, que pueden requerir la extirpación de la zona dilatada y la realización de colgajos de rotación para reconstruir la forma normal del lóbulo. La cirugía habitualmente se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria, el tipo de cicatriz que tendrá el paciente, dependerá de cada caso

¿Cómo se tratan?

Son tratamientos que se realizan con anestesia local y de forma ambulatoria, por lo que tras el mismo el paciente se puede marchar a su domicilio. Se pueden tratas de distintas formas:
  1. Cirugía: Es el tratamiento más clásico, tiene la ventaja de que permite obtener tejido para hacer un estudio de la lesión. Como desventaja es que no está exenta de dejar una cicatriz mayor, causar más inflamación o incluso moratones.
  2. Electrocauterización: Consiste en el afeitado de la lesión y la coagulación del lecho. La cicatriz que deja es menor, pero el daño calórico generado difunde por los tejidos cercanos, generando más inflamación y haciendo más difícil el control del daño causado durante el procedimiento.
  3. Láser fraccionado ablativo CO2: es la técnica más moderna, nos permite vaporizar la lesión poco a poco, controlando en todo momento el procedimiento, evitando así resecciones más agresivas que causen una peor cicatrización. Además, no se genera daño en los tejidos cercanos por lo que la cicatrización y el postoperatorio son mejores.
hsr-logo

Asesoramiento Personalizado

Solicita asesoramiento espercializado si necesitas resolver alguna duda o quieres llevar a cabo tu tratamiento.

Hospitales San Roque pone a tu disposición un equipo de profesionales que atenderán todas tus consultas

He leído y acepto la política de privacidad
Confirmo que son mayor de 18 años Deja este campo en blanco, por favor.