¿Qué es?

La reducción de labios bucales o queiloplastia se trata de una técnica quirúrgica que busca reducir el tamaño y moldear la forma de los labios, para devolver el equilibrio natural de los mismos. Aunque es más habitual que los pacientes busquen aumentar los labios, en algunos casos, la reducción consigue un resultado más armonioso y bello.

¿Y por qué los labios pueden ser grandes?

  • Rellenos no reabsorbibles: Algunos pacientes que se han puesto rellenos para aumentar los labios y ahora desean reducirlos
  • Cicatrización excesiva: Personas nerviosas que se muerden los labiso de forma continua, acaban por estirarlos y agrandarlos.
  • Cicatrices o tumoraciones benignas
  • Envejecimiento: Con el paso de los años, el labio superior se vuelve fláccido y acaba por colgar, cubriendo la dentadura, por lo que la sonrisa del paciente no transmite alegría y salud.
  • Causa genética: Algunas personas o razas tienen los labios más grandes de lo que la proporción estética marca.

¿Y quien es candidato a esta cirugía?

Cualquier persona saludable que sienta que sus labios son mayores de lo normal y que no presenta unas proporciones adecuadas.

¿Cómo se hace?

Es un procedimiento que puede hacer con anestesia local y si el paciente desea un poco de sedación. En caso de que el labio presente un descolgamiento por el envejecimiento, se quita una porción de piel del labio superior, justo por debajo de la nariz, de tal forma que la cicatriz queda escondida. De esta forma el labio superior se acorta, viéndose de nuevo la dentadura. En caso de que el labio presente un exceso de tamaño, lo que se hace es quitar una porción de la mucosa que queda por dentro de la zona visible del labio, de tal forma que la cicatriz queda por dentro.

¿Quién la hace y dónde?

El Dr. Jaime Ospina, cirujano plástico y estético con una amplia formación en cirugía reconstructiva, se encargará de valorar tu caso y acompañarte a lo largo del proceso hasta obtener el resultado que deseas. Además cuentas con el equipo profesional del Hospital San Roque, lo que es garantía de excelencia.

¿Cómo es la recuperación?

Habitualmente las suturas se retiran a los 7 días, pudiendo hacer vida normal. Los primeros días presentaras hinchazón y molestias, pero rápidamente mejoraran con frío local y analgésicos.
hsr-logo

Asesoramiento Personalizado

Solicita asesoramiento espercializado si necesitas resolver alguna duda o quieres llevar a cabo tu tratamiento.

Hospitales San Roque pone a tu disposición un equipo de profesionales que atenderán todas tus consultas

He leído y acepto la política de privacidad
Confirmo que son mayor de 18 años Deja este campo en blanco, por favor.