¿Qué es?

La cirugía de aumento de glúteos permite remodelar la forma de los glúteos utilizando tu propio tejido graso, aportando volumen en zonas determinadas para mejorar su aspecto y hacer que luzca más atractivo.

¿Que ventaja tiene?

La utilización de tejido graso como tejido de relleno permite aumentar los glúteos obteniendo una mejoría en su contorno, lo que lo hacen más juvenil y atractivo. El uso de tejido propio del paciente hace que el tacto sea muy natural y que no haya reacción de rechazo u otras complicaciones, como la infección o la contractura capsular.

¿Quien lo hace?

En Hospitales San Roque contamos con el Dr. Jaime Ospina, cirujano plástico formado vía oposición MIR y miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica (SECPRE) y de la Asociación Americana de Cirugía Plástica y Estética (ASAPS). El Dr. Ospina posee una amplia formación en las técnicas de lipofilling adquiridas en prestigiosos centros de cirugía plástica de todo el mundo.

¿Cómo se realiza?

Con la paciente de pie frente a un espejo se procede a hacer un marcaje prequirúrgico de las zonas a rellenar y de las zonas donantes del tejido graso. De esta forma, podemos saber con exactitud cuáles son las zonas que desea tratar y conseguir el resultado esperado.

Dependiendo de la cantidad y la zona a tratar, se valorará la necesidad de realizar una anestesia general o anestesia local con sedación.

La liposucción se realiza con cánulas de diferentes tamaños según la zona y la cantidad de tejido graso que sea necesaria y con incisiones muy pequeñas de 3-5mm que dejan una cicatriz casi imperceptible. Posteriormente, el tejido obtenido de la liposucción se procesa mediante diferentes métodos dependiendo del caso (lavado y centrifugado o lavado y decantación).

Una vez que el tejido es preparado, se procede a su lipoinyección con microcánulas a través de orificios de 1mm, controlando en todo momento la cantidad y la posición en la que se inyecta el tejido graso.

Finalmente, se colocan prendas de presoterapia en la zona donante para evitar el edema postoperatorio y se venda la zona tratada para que el injerto graso permanezca en la posición deseada.

¿Como es la recuperación?

La hospitalización, cuando es necesaria, es de un día. Se deben usar fajas durante el tiempo indicado (no superior a un mes) y se indicarán masajes de drenaje linfático para disminuir el edema postoperatorio de la zona donante. Al principio no se deberán realizar manipulaciones en la zona tratada, pues el relleno puede desplazarse si se manipula en los primeros días. Tampoco se puede dormir boca arriba ni sentarse durante períodos prolongados.

¿Se puede combinar con otras terapias?

Por supuesto. Habitualmente se combina la lipoescultura, que es el remodelado corporal de las zonas con exceso de tejido graso con el lipofilling e incluso con otras técnicas quirúrgicas como la abdominoplastia.

¿Cuál es el momento idóneo?

Cualquiera, aunque habitualmente, y debido al uso de las prendas de presoterapia, los pacientes prefieren hacerlo en épocas un poco menos calurosas.

¿Cuantas veces puedo o debo hacerlo?

Los injertos grasos tienen una tasa de integración elevada en nuestras manos, por lo que solemos conseguir que, de todo el tejido injertado, se conserve la mayor parte del que se pone, observándose una mínima reabsorción en los meses postoperatorios. Por ello solo suele requerirse un tiempo quirúrgico, aunque pasados al menos 6 meses la intervención puede repetirse, siempre que la paciente tenga zona donante de tejido graso y desee obtener más volumen. El resultado es permanente, aunque hay que tener en cuenta que el tejido graso injertado tendrá el mismo comportamiento que el resto de tejido graso de tu cuerpo, por lo que se verá influenciado por aumentos o disminuciones de peso.

¿Cuáles pueden ser las complicaciones?

Al tratarse de tejido propio, no existe rechazo. El porcentaje de complicaciones es bajo, pudiendo observarse infecciones, seroma o la formación de calcificaciones o quistes oleosos en la zona injertada por necrosis del injerto. La complicación más grave, aunque muy poco habitual, es la embolia grasa, que es la infiltración de grasa en un vaso sanguíneo.
hsr-logo

Asesoramiento Personalizado

Solicita asesoramiento espercializado si necesitas resolver alguna duda o quieres llevar a cabo tu tratamiento.

Hospitales San Roque pone a tu disposición un equipo de profesionales que atenderán todas tus consultas

He leído y acepto la política de privacidad
Confirmo que son mayor de 18 años Deja este campo en blanco, por favor.