¿Qué son los nanofats?

nanofat

Con una fracción emulsificada del tejido graso que conserva las células madre y sus propiedades regeneradoras, obtenemos mejoras en las arrugas finas, el brillo y la calidad de la piel.
Por Jaime Ospina | Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora HSRLP

 

Lo que los cirujanos llamamos ‘nanofats’ es una técnica quirúrgica que se basa en la lipotransferencia. Consiste en la utilización de una fracción emulsificada del tejido graso que conserva las células madre y sus propiedades regeneradoras, pero que no contiene células grasas propiamente dichas, que son las encargadas de aportar volumen en la lipotransferencia. Por ello, los nanofats causan distintos efectos: rejuvenecimiento y mejoría en la calidad cutánea, así como blanqueamiento en zonas pigmentadas.

¿Para qué se utilizan?

nanofat

El rejuvenecimiento cutáneo es su principal indicación, pues se ha observado una mejora en las arrugas finas, el brillo y la calidad de la piel. No es una técnica destinada a aportar volumen en la zona donde se aplica. Además, debido a reacciones que generan las células madre contenidas en los nanofats, producen un efecto blanqueador o despigmentante, por lo que se pueden mejorar las ojeras oscuras, las manchas o las cicatrices hiperpigmentadas. Las zonas más habituales para tratar con los nanofats son:

  • Región periocular y peribucal: corrección de arrugas finas, manchas, fotoenvejecimiento y ojeras oscuras.
  • Escote: rejuvenecimiento de la piel envejecida y dañada por el sol.
  • Dorso de las manos: atenuación de las manchas y piel deshidratada.

¿Cómo se realiza?

Es un procedimiento ambulatorio, por lo que no requiere ingreso hospitalario. Se obtiene una pequeña muestra de tejido graso mediante liposucción con anestesia local, este tejido se emulsifica y se purifica, obteniendo los nanofats, que se infiltran con agujas muy pequeñas en la zona a tratar, de forma indolora gracias al uso de anestesia local.

¿Cómo es el postoperatorio?

Es muy corto, por lo que la reincorporación a tu actividad habitual es inmediata. Al ser un procedimiento ambulatorio y poco invasivo, no es doloroso ni requiere un periodo de recuperación prolongado. Se produce inflamación en las zonas tratadas, que remite a los pocos días. Es importante evitar la exposición solar durante los primeros días.

¿Quién lo puede realizar?

Un especialista en cirugía plástica y estética, certificado y entrenado en técnicas de liposucción e infiltración cutánea.

¿Qué resultados se esperan?

La mejoría en la piel se observa pasados los primeros dos meses y hasta el sexto mes, pues se produce una regeneración del tejido de forma lenta y progresiva, que requiere el recambio de células ya existentes. Se aprecia un aporte de luminosidad en la piel tratada, mejoría en su elasticidad, desaparición de arrugas fina y mejoría global del aspecto de piel apergaminada debido al daño por la exposición solar. A su vez, en las zonas de las ojeras oscuras se aprecia un aclaramiento de las mismas. En escote y manos, se consigue la atenuación de las manchas típicas del proceso de envejecimiento.

¿Cuánto tiempo duran los resultados?

Al tratarse de tejidos vivos, los efectos se mantienen a lo largo del tiempo, lo que los convierte en un tratamiento definitivo, sobre todo comparado con otras técnicas de medicina estética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *